Aún no se ha cumplido un lustro del nacimiento de Carolina Durante y ya hay detalles que les señalan como la banda más importante de su generación, una suerte de clásicos contemporáneos que han quemado etapas a una velocidad de vértigo, siempre creciendo, siempre hacia adelante. Detalles como el dato de que su primera referencia, el EP Necromántico, alcance hoy cifras cercanas a los 200€ en el mercado de compraventa de segunda mano.

 

Para los cientos de miles de seguidores de Carolina en España y Latinoamérica canciones como La noche de los muertos vivientes pertenecen a un glorioso pasado que, con el calendario en la mano, en realidad tuvo lugar antes de ayer… Lo mismo cabe decir de Cayetano y aquel verso glorioso (“No votan al PP, votan, a Ciudadanos”) que la banda se ha propuesto cambiar en sus directos dadas las circunstancias actuales del panorama político español. O de El himno titular, aquella jocosa canción a cuenta del Mundial de fútbol de 2018, cuando Lopetegui ejercía de seleccionador y Diego reclamaba a voz en grito la titularidad para Álvaro Odriozola en el carril derecho (nadie es infalible, ni siquiera Diego…).

 

Cuatro años en el caso de Carolina Durante dan para mucho. Para tocar el cielo de la mano de Amaia (y vía Marcelo Criminal) reinterpretandoPerdona (ahora sí que sí), aún hoy su canción más escuchada. Para colaborar con músicos a los que la banda siempre ha admirado y que ahora se muestran encantados de cederles el testigo generacional de manera simbólica: pesos pesados como Los Planetas, La Bien Querida, Él Mató a un Policía Motorizado, Triángulo De Amor Bizarro,… También para situarse en lo alto del cartel de prácticamente todos los festivales de este país y plantear un fin de gira en olor de multitud que, cosas de la vida y de las pandemias, se ha ido posponiendo hasta coincidir con el lanzamiento de su segundo disco. Imposible que las expectativas estén más altas…

 

Y es que, como la mayoría de sus canciones, la carrera de Carolina Durante avanza a ritmo fulgurante, con una intensidad que lejos de consumir a sus cuatro componentes les sirve de gasolina para seguir brindando emocionantes y divertidas viñetas de  costumbrismo juvenil encapsuladas en píldoras punk-pop de tres minutos. Posiblemente esa sea la razón última que explique por qué desde su nacimiento allá por 2016 hasta hoy Carolina Durante son tu nuevo grupo favorito. Y por mucho tiempo.